Perdones de Inmigracion – Español

Les doy un corto relato sobre cuándo y porque una persona tiene que pedir un perdón a inmigración, no de Washington como lo describen varias veces, para poder continuar un trámite migratorio a los Estados Unidos.

En la aplicación para una visa de inmigrante, una persona debe de demostrar, entre otros requisitos, que es aceptable para inmigrar. Existen más o menos diez categorías bien extensas. Estas incluyen la salud del individuo, el historial criminal, la habilidad de poder mantenerse, no incluir en fraude, contrabando, la persecución de personas, espionaje, actividades terroristas y otras más.

Existen perdones sobre ciertos casos de aceptabilidad o inadmisibilidad, y hay otros perdones que pueden ser disponibles en ciertos casos bien difíciles. En el ‘96, la ley migratoria añadió otros cargos más sobre inadmisibilidad que resultan del hecho de radicar en Estados Unidos sin documentos. La entrada ilegal sin inspección es uno de los cargos de inadmisibilidad, pero existen excepciones para los esposos/esposas e hijos maltratados, de menores de 18 años, por asilo y demás.

El caso es que se las aplica el castigo de 3 años cuando han estado más de 180 días pero menos de un año comenzando a contar de la fecha que la persona dejo los Estados Unidos, no de la fecha en la cual lo detuvieron y sacaron del país, y se volvieron a regresar y no los han vuelto a detener.
Para simplificar, el castigo de los 10 años son los que han estado más del año, han regresado varias veces sin permiso especialmente cuando fueron expulsados del país, pero también existen varias leyes o reglamentos en las que les pueden perdonar este periodo, o les pueden dar más tiempo, o excluirlos por vida.
Los reglamentos de inmigración cambian constantemente. Por decir algo, antes del ‘82, se procesaban los perdones estando en Estados Unidos y se iba al consulado con el perdón en la bolsa. Después del ‘82 cambiaron las cosas, eran casi imposible obtenerlos, después se pagaba una multa, luego se tramitaban desde el Consulado, después desde las oficinas de Inmigración de Estados Unidos, y ahora, se regreso a los de antes. Se puede ahora tramitar el perdón antes de salir de Estados Unidos y dirigirse al Consulado de su país para su visa de inmigrante permanente.

Pero en fin, para poder tramitar un perdón no vale simplemente llenar el formulario y pagar la tarifa. Se tendrá que saber en cual sección de ley de inaceptabilidad o inadmisibilidad encaja y por donde se tendría que someter los documentos para el perdón. De otra manera, todo equivaldría a tirar los esfuerzos y el dinero “por la ventana.” No todos los casos son iguales. El caso de un compadre, no es igual al caso del vecino o el de uno mismo, por decirlo así.

En la mayoría de los casos se tendrá que comprobar que existe penuria en casa, con parientes que califiquen para el perdón. Y hardship, en ingles, o sea penuria, no está definida específicamente. La persona y familia tendrá que definir este término y convencer a Inmigración o al Consulado de lo que penuria es para ustedes. Esto último está a favor del inmigrante, porque se consideraría lo que ser penuria en casa, con parientes y dentro del país de su procedencia. Aquí existe una buena oportunidad para obtener el perdón si se actúa con cautela y honestidad.